lunes, 23 de marzo de 2020

EL APÓSTOL DE LA CARIDAD CAMINO DE SANTIDAD




El mismo Don Orione expresó en una de sus cartas: “Muchas veces he sentido a Jesucristo cerca de mí, muchas veces he visto a Jesús en los más rechazados y más infelices. Esta obra es tan querida por el Señor que parecería la Obra de su Corazón; ella vive en el nombre, en el espíritu y en la Fe de la Divina Providencia: el Señor no me ha mandado a los ricos, sino a los pobres y a los más pobres y al pueblo”.
En nuestro Fundador el acercamiento al pobre no es el fruto de una compasión sólo humana, sino la causa y efecto de una experiencia espiritual profunda. La experiencia mística de Don Orione constituye un don, una invitación y un compromiso: conocer el amor de Dios, de Jesucristo hacia nosotros y dejarse conducir por el Espíritu en la lógica del amor.
Don Orione quiso renovar todo en la caridad, con los ojos abiertos sobre las realidades, las miserias de los hermanos y sobre la misión confiada a él por Dios. Nos invita a mirar la realidad para transformarla con la caridad, vivir la verdad y la justicia en la caridad, haciendo de modo «que las letras, la ciencia, la virtud... vuelvan a parecer aquellas indisolubles hermanas que demasiados se empeñan tontamente en separar.
De este modo la caridad se realiza no como paliativo asistencial, sino como promoción de justicia, de dignidad humana y de salvación integral del hombre y de la sociedad. Santo de la sociedad y de lo cotidiano
Don Orione no es santo porque se lo canoniza, sino que se lo canoniza porque vivió como un santo y así lo han percibido la sociedad y las personas que tuvieron relación con él o recibieron los frutos de su opción y su trabajo, particularmente los más necesitados y excluidos de la sociedad: los enfermos, las personas con capacidades diferentes, los niños y todo aquel que tuviera un dolor o sufrimiento.
Lo que daba valor al encuentro con Don Orione, sobre todo en los últimos años de su vida, era su fama de santidad. En el barco que lo traía a la Argentina en 1934, el Cardenal Pacelli lo señalaba a la gente diciendo: “Besen la mano a Don Orione, que es un santo”. Los amigos, los bienhechores, los necesitados que hacían la fila en Milán, en Génova, en Buenos Aires, para hablar con Don Orione, buscaban en su mirada un reflejo del rostro paternal de Dios.
Toda la vida de Don Orione fue un camino de santidad, que lejos de quedar encerrada en el ámbito de la Iglesia, pretendió llegar hasta lo más profundo de la sociedad y sus estructuras: “Tenemos que ser santos, pero no tales que nuestra santidad pertenezca sólo al culto de los fieles o quede sólo en la Iglesia, sino que trascienda y proyecte sobre la sociedad tanto esplendor de luz, tanta vida de amor a Dios y a los hombres que más que ser santos de la Iglesia seamos santos del pueblo y de la salvación social ”.

Lo extraordinario de un santo es que vive en forma extraordinaria lo ordinario, la vida de todos los días. Sin dejar de reconocer en Don Orione características personales de excelencia, sobresale en él su humildad, su sencillez, su capacidad para escuchar los gemidos de la sociedad, su actitud compasiva para vincularse con el sufrimiento humano, su pasión y trabajo incansable, su audacia e iniciativa, su picardía para hacer mucho con poco, su generosidad. Fue padre, prójimo, amigo, protector.
En su acción por la justicia y los pobres fue un “santo rebelde” que desconcertó a propios y ajenos. Y fue un santo que confió siempre en la Divina Providencia.
Don Orione nos pide con su santidad que tengamos entrañas de misericordia ante el dolor y el sufrimiento

EL LAICO ORIONITA HOY, FRUTOS DE ROCCA DI PAPA, 1997



12 DE OCTUBRE 1997, FRUTOS DEL ENCUENTRO EN ROCCA DI PAPA
EL LAICO ORIONITA
INSTAURARE OMNIA IN CHRISTO
RELIGIOSOS, RELIGIOSAS Y LAICOS NOS HEMOS REUNIDO EN ALEGRÍA Y COMPROMISO PARA EL ENCUENTRO "INSTAURARE OMNIA IN CHRISTO". A SU FINALIZACIÓN QUEREMOS SALUDAR Y AGRADECER A LA FAMILIA ORIONITA. ESTOS DÍAS HAN SIDO UN DON PARA CADA UNO DE NOSOTROS, Y CONSTITUYEN UNA RESPONSABILIDAD DE VIVIR INTENSAMENTE EN EL FUTURO, LOS FRUTOS DE ESTE ENCUENTRO.
QUEREMOS COMUNICAR Y COMPARTIR ALGUNAS ORIENTACIONES IMPORTANTES QUE ENTRARÁN A FORMAR PARTE DE LA CARTA DE COMUNIÓN DEL MLO.
    EL LAICO ES LLAMADO A DIFUNDIR EN EL MUNDO EL CARISMA ORIONITA (LA CARIDAD PARA UNIR A LOS POBRES Y AL PUEBLO A LA IGLESIA Y AL PAPA) A FIN DE QUE CADA HOMBRE, DESDE EL MÁS POBRE, LOS JÓVENES, LOS ENFERMOS, LOS NIÑOS, LOS TOXICO DEPENDIENTES, ETC. PUEDA ENCONTRAR LA PROPIA DIGNIDAD Y LA VERDADERA LIBERTAD. PARA PODER VIVIR SIEMPRE MEJOR ESTE CARISMA DE LOS LAICOS, TENEMOS NECESIDAD DE FORMACIÓN PERMANENTE Y DE DISPONIBILIDAD EN EL SERVICIO, CON PARTICULAR ATENCIÓN A LAS ENSEÑANZAS DE LA IGLESIA Y SIEMPRE FIELES AL PAPA.
    CON EL TESTIMONIO DE VIDA, VIVIENDO SEGÚN EL EJEMPLO DE DON ORIONE Y AMANDO A LA IGLESIA, PODREMOS LOGRAR QUE MUCHAS OTRAS PERSONAS CONOZCAN Y SE IMPREGNEN DEL CARISMA ORIONITA, LO VIVAN Y TRANSFORMEN EL MUNDO DESDE ADENTRO, COSA DE COLABORAR EN EL INSTAURARE OMNIA IN CHRISTO.
    EN LA VIDA COTIDIANA, EL LAICO DEBE ESTAR SIEMPRE ATENTO A LA PROPIA REALIDAD FAMILIAR, SOCIAL, POLÍTICA, ECONÓMICA Y CULTURAL, PROPONIENDO Y REALIZANDO ACCIONES CONCRETAS EN LA BÚSQUEDA DE NUEVAS FORMAS DE EVANGELIZACIÓN Y DE ENCULTURACIÓN DEL EVANGELIO.
    EL LAICO ACTÚA EN COMUNIÓN CON TODOS LOS COMPONENTES DE LA FAMILIA ORIONITA, SEGÚN LA DISTINTA IDENTIDAD, PERO UNIDOS EN EL COMPROMISO POR UN MUNDO LIBRE Y SOLIDARIO. POR ESTO AUSPICIAMOS QUE LOS LAICOS PARTICIPEN TAMBIÉN EN MOMENTOS COMUNITARIOS DE LOS HIJOS DE LA DIVINA PROVIDENCIA Y DE LAS PEQUEÑAS HERMANAS MISIONERAS DE LA CARIDAD, COMO POR EJEMPLO, EN RETIROS, ASAMBLEAS, CAPÍTULOS ETC..
    SOMOS CONSCIENTES DE LA RECIPROCIDAD DE DONES QUE PODEMOS INTERCAMBIAR EN LA FAMILIA ORIONITA, COMO NOS HA RECORDADO EL PAPA JUAN PABLO II EN SU CARTA AL MOVIMIENTO. ÉL SOLICITA A LOS RELIGIOSOS Y RELIGIOSAS "GUÍAS EXPERTOS DE VIDA ESPIRITUAL, A CULTIVAR EN LOS LAICOS EL TALENTO MÁS PRECIOSO: EL ESPÍRITU" (VITA CONSECRATA 55). E INVITO A LOS LAICOS QUE HAN ELEGIDO COMPARTIR EL CARISMA ORIONITA VIVIENDO EN EL MUNDO, A SER CELOSOS Y GENEROSOS PARA OFRECER A LA PEQUEÑA OBRA DE LA DIVINA PROVIDENCIA "LA PRECIOSA CONTRIBUCIÓN" DE SU SECULARIDAD Y DE SU ESPECÍFICO SERVICIO.
    EL LAICO ORIONITA, PARA SER "SANTO DE LA SALVACIÓN SOCIAL" (DON ORIONE) TIENE NECESIDAD DE ORACIÓN PERSONAL Y COMUNITARIA, DE CONFIANZA EN LA DIVINA PROVIDENCIA Y DE CAPACIDAD DE RESPONDER AL LOS SIGNOS DE LOS TIEMPOS PARA CONSTRUIR UN MUNDO SIN FRONTERAS DONDE SE PUEDA
    MENSAJE ENVIADO POR LOS PARTICIPANTES EN EL CONGRESO INTERNACIONAL DEL MOVIMIENTO LAICAL ORIONITA SOBRE EL TEMA "INSTAURARE OMNIA IN CHRISTO"
"HACER DE TODAS LAS CRIATURAS E INSTITUCIONES HUMANAS, UN SOLO REDIL PAR UN SOLO PASTOR" (DON ORIONE), UNA FRATERNIDAD UNIVERSAL.
AUSPICIAMOS QUE EL MOVIMIENTO LAICAL ORIONITA EN ESTE MODO, PUEDA CONTRIBUIR A REPARAR Y FORTIFICAR LAS ESTRUCTURAS SOCIALES, CULTURALES Y ESPIRITUALES, CON COMPROMISO Y CORAJE, DERRIBANDO LAS BARRERAS DE TODO TIPO, PARA CONSTRUIR ASÍ UN MUNDO NUEVO Y MEJOR.
NOS ANIME LA EXHORTACIÓN DE DON ORIONE
"INSTAURARE OMNIA IN CHRISTO: NOS RENOVAREMOS NOSOTROS Y RENOVAREMOS EL MUNDO EN CRISTO, CUANDO VIVAMOS A JESUCRISTO, CUANDO SEREMOS REALMENTE TRANSFORMADOS EN JESUCRISTO"
AVE MARIA Y ADELANTE!



ROMA, 12 DE OCTUBRE DE 199712 DE OCTUBRE, MES SIGNIFICATIVO PARA EL MLO
EL MES DE OCTUBRE ES UN MES SIGNIFICATIVO PARA EL MLO. EN EFECTO SE CUMPLEN 19 AÑOS DEL ENCUENTRO EN ROCCA DI PAPA, CONSIDERADO COMO EL NACIMIENTO DEL MOVIMIENTO, 14 AÑOS DE LA APROBACIÓN DE LA CARTA DE COMUNIÓN EN CLAYPOLE-ARGENTINA Y 9 AÑOS DE LA ASAMBLEA DE LA COORDINACIÓN GENERAL DONDE SE APROBÓ EL PRIMER PROYECTO DE ESTATUTO.
NOS PARECE IMPORTANTE RECORDAR ESTOS NOTABLES EVENTOS. LAS DISTINTAS COORDINACIONES LOCALES DECIDIRÁN LA MEJOR FORMA DE HACERLO.
EL DÍA 12 DE OCTUBRE, NO FALTARÁ LA ORACIÓN, LAS PETICIONES EN LA SANTA MISA, LOS RECUERDOS FOTOGRÁFICOS Y TAMBIÉN SEGURAMENTE UN BUEN CAFÉ DE DON ORIONE.
POR INTERCESIÓN DE DON ORIONE, NOS BENDIGA EL SEÑOR Y ACOMPAÑE SIEMPRE EL CAMINAR DE LOS LAICOS ORIONITAS.

jueves, 3 de octubre de 2019

SAN FRANCISCO



 
Un 3 de octubre de 1226 moría uno de los Santos más emblemáticos de todos los tiempos
San Francisco de Asís

 Dos imágenes ves aquí. 
El primero (izquierda) se encuentra en el monasterio benedictino de Subiaco. Lo hicieron durante una visita al monasterio; en éste San Francisco no tiene aureola ni estigmas.

El segundo fresco (derecha) se halla en la Basílica inferior de Asís y fue pintado por Cimabue. El fresco completo representa a la Virgen con el Niño entronizados, cuatro ángeles y San Francisco.

2. Se le llamó Francisco por el pueblo de Francia

Su padre, Pedro Bernardone, fue un comerciante que trabajaba en Francia. Como se encontraba en dicho país cuando nació su hijo, la gente le apodó "Francesco" (el francés), por más que en el bautismo recibió el nombre de Juan.

3. Fue prisionero de guerra durante un año

Cuando tenía cerca de 19 años, antes de su conversión, se unió al ejército y luchó en una guerra que se libró entre las ciudades de Perugia y Asís. Fue hecho prisionero durante un año, pero finalmente fue liberado ileso.

4. Su vida se inspiró en Mateo 10,9

En Mateo 10,9, Jesús dice a sus discípulos: "no lleven oro, plata o monedas en el cinturón" cuando viajen para predicar el Evangelio. Se sintió inspirado a hacer lo mismo y comenzó a viajar para predicar el arrepentimiento en pobreza.

5. En el plazo de un año ganó 11 seguidores

Para el año 1210 había 12 de ellos en total, es decir, igual número que los apóstoles. Entonces, Francisco redactó una regla breve e informal que consistía principalmente en los consejos evangélicos para alcanzar la perfección. Con ella se fueron a Roma a presentarla para la aprobación del Papa. Viajaron a pie, cantando y rezando, llenos de felicidad y viviendo de las limosnas que la gente les daba.

6. El Papa Inocencio III decidió apoyar a los franciscanos después de un sueño sobrenatural

El Papa Inocencio III se mostró adverso al darle apoyo a Francisco y su nuevo grupo de seguidores. Entonces, tuvo un sueño en el que vio a Francisco sosteniendo con su cuerpo la Basílica de San Juan de Letrán, la catedral de la diócesis de Roma, que estaba a punto de derrumbarse.

El Santo Padre interpretó el sueño como una indicación de que Francisco y su grupo podrían servir de apoyo a la Iglesia y así les dio el reconocimiento oficial como una orden.

7. Asistió al IV Concilio de Letrán, donde conoció a Santo Domingo de Guzmán

El IV Concilio de Letrán fue el concilio ecuménico 12 de la Iglesia Católica en el que se ratificó la transubstanciación y la primacía papal, entre otras cosas. Santo Domingo, fundador de la Orden de Predicadores o Dominicos, también estuvo presente.

8. Visitó a un sultán musulmán, le predicó el Evangelio y lo desafió

Durante la quinta cruzada, Francisco y un acompañante viajaron a territorio musulmán para visitar al sultán de Egipto y Siria, Al-Kamil. El santo predicó ante el sultán, y para demostrar su gran fe en la religión cristiana, desafió a los presentes a un "juicio de fuego", que consistía en que él y un musulmán caminen por un sendero en llamas, con la idea de que el seguidor de la religión verdadera debía ser protegido por Dios.

Francisco se ofreció a ir en primer lugar, pero Al-Kamil rechazó el desafío. No obstante, el sultán quedó tan impresionado por su fe que le dio permiso a Francisco para predicar en su tierra.

9. Detuvo los milagros de un franciscano fallecido

En 1220, Francisco se retiró del gobierno de la Orden y nombró como su Vicario a Pedro Cattani. Sin embargo, Pedro murió sólo cinco meses después. Los visitantes a su tumba reportaron muchos milagros, lo que llevó a grandes multitudes al lugar. Las muchedumbres causaban problemas en la zona por lo que Francisco le rezó a Cattani para se detuvieran los milagros, y estos cesaron.

10. Recibió estigmas mientras realizaba ayuno de 40 días

Los estigmas son una condición en la que las heridas de Cristo aparecen sobrenaturalmente en el cuerpo de una persona. Un franciscano que lo acompañó dijo: "de repente vio una visión de un serafín, un ángel de seis alas en una cruz. Este ángel le dio el don de las cinco llagas de Cristo".

Esto sucedió en 1224 durante un ayuno de 40 días en el Monte Alvernia, cuando se preparaba para la Fiesta de San Miguel Arcángel, el 29 de septiembre.

11. La primera piedra de la Basílica de San Francisco de Asís se colocó al día siguiente de su canonización

Francisco murió el 3 de octubre de 1226. Fue declarado santo por el Papa Gregorio IX el 16 de julio de 1228, y al día siguiente el Santo Padre puso personalmente la primera piedra de la nueva basílica de San Francisco de Asís.

12. Su tumba se perdió durante siglos hasta que fue redescubierta en 1818

Su cuerpo fue trasladado a su basílica en 1230, pero pronto fue ocultado por los franciscanos para protegerlo de los invasores sarracenos. La ubicación de su cuerpo quedó en el olvido, y no fue redescubierto hasta casi seis siglos después, en 1818

jueves, 11 de abril de 2019

12 ABRIL 1903, APROBACIÓN EPISCOPAL DE LA OBRA

LA APROBACIÓN EPISCOPAL DE LA OBRA
Documento agregado el 20/01/2009
Tortona, 12 de abril de 1903. J.P.A.M. "Instaurare omnia in Christo" (San Pablo) A los queridísimos Aspirantes y Novicios de nuestra pequeñísima Congregación, a los queridísimos y venerados hermanos e hijos míos en el servicio de la Divina Providencia, Coadjutores, Ermitaños y Clérigos, y también a vosotros, veneradísimos Sacerdotes de la Obra, compañeros y hermanos dulcísimos en el divino servicio y en las entrañas del Corazón Sacratísimo del amado Señor y Padre Nuestro Jesucristo Crucificado, vida y misericordia de nuestras almas, y en María Santísima Inmaculada, dulce Madre nuestra: Pax vobis! La paz del Señor esté con vosotros, con todos vosotros, con vosotros ahora y siempre, queridísimos míos. Os anuncio un gran gozo. La Obra de la Divina Providencia ha sido aprobada canónicamente como Congregación religiosa, así como os escribió en mi nombre el hermano Gaspar Goggi; y hoy fiesta de la Santa Pascua de la Resurrección de Nuestro Señor y aniversario de mi primera Santa Misa tuve el grandísimo y verdaderamente santo y celestial consuelo de hacer los santos votos religiosos de pobreza, castidad y obediencia en las manos de nuestro venerado Obispo. Sea por eso bendito el Nombre Santo del Señor ahora y por la eternidad, qui facit mirabilia solus. Sit Nomen Domini benedictum ! Sit Nomen Domini benedictum ! Sit Nomen Domini semper benedictum ! Os agradezco mucho por vuestras oraciones de siempre por mi pobre alma y especialmente por las de los días pasados de mis Ejercicios Espirituales en preparación a los Santos Votos, durante los cuales, por vuestras caritativas súplicas, el Señor, Pater misericordiarum et Deus totius consolationis, se dignó hacerme sentir toda la suavidad de su santo servicio. Trataré de recompensaros rezando siempre mucho por vosotros y ocupándome más, con la gracia divina, de vuestras almas y de las Casas de la Obra. Rezad aún más por mí ahora ― nunca como ahora siento mi nulidad, ― para que corresponda menos indignamente a las gracias de Nuestro Señor et gaudium maneat et sit plenum, para que Aquél que ha comenzado la obra de la perfección, ipse et perficiat. Confío muchísimo en vuestras oraciones. ¡Cómo hubiera querido que todos estuvierais presentes, si hubiera sido posible, y tener tiempo para poder escribiros! Pero apenas recibí el decreto, empecé enseguida los Santos Ejercicios. ¡Qué consuelo hubiera sido que estuvierais todos presentes, testigos de mi plena y total consagración al Señor, y qué gran consuelo también para vosotros, que tantas veces por desgracia habéis debido asistir a mis ingratitudes e indolencias a sus gracias! Y que consuelo hubiera sido también para nuestros queridos hermanos que ya han muerto: el piadosísimo Ottaggi, el piadosísimo Montagna y la hermosa alma de fray Igino y tantos otros que se entregaron a la Obra y murieron antes de ver este día. Ciertamente, desde el Paraíso, donde creemos que están, ellos han apurado este día y habrán bajado en espíritu junto con María Santísima, Madre nuestra, y nuestros ángeles y protectores de la Obra y de los demás clérigos que están, como esperamos, en el Paraíso. Yo os tenía presentes, así como he sentido que me teníais presente en vuestras oraciones en aquel momento solemne. Con todo, espero veros pronto, deseando encontrarme con vosotros lo antes que me sea posible. Mientras tanto bendigamos y agradezcamos juntos al Señor por la gracia que ha concedido a nuestras almas y a la Obra y pidámosle que olvide nuestras ingratitudes pasadas, por la intercesión de nuestra Madre del Paraíso, la Virgen Santísima; supliquémosle, con humildes e intensísimas oraciones, que las reciba en olor de suavidad, que fortalezca nuestra debilidad, anonadándonos ante Él y dándonos como muertos a Jesucristo, para vivir únicamente de Él y por Él, y que nos dé la gracia de permanecer fieles a la santa vocación, para que ninguna de las primeras piedras sea rechazada por el celestial constructor. Envío a cada una de las Casas copia del Decreto de aprobación con la traducción al italiano; será leído en la Iglesia, en latín y después en italiano, el 19 de abril por la mañana, domingo in Albis, después de la Misa, durante la cual en lo posible se recibirá la Comunión y se hará que la reciban los niños; y a la tarde, vísperas de la fiesta de San Inocencio, Obispo de Tortona; y se pedirá por la prosperidad del Santo Padre, por el Obispo, por la Obra y por mí, que por obediencia estoy encargado de la santificación de vuestras almas. Cántese el Te Deum. Y, en señal de obediencia, después de la lectura del Decreto hecha por el Sacerdote de la Casa, los Coadjutores, Ermitaños y Clérigos besen la mano del Sacerdote. ¡Feliz el hombre que renuncia a la propia voluntad y a todas las cosas por Jesucristo! ¡Feliz aquél que, por amor de Jesús, se hace niño! A esto, queridos hijos y hermanos, debemos dirigir toda nuestra atención y nuestros esfuerzos y nuestras oraciones: a empequeñecernos a los pies de Jesús y, por amor a Jesús hasta la obediencia de los niños, a renunciar a nuestra voluntad; entonces sentiremos cuán suave es servir al Señor y el corazón fiel probará la dulzura de Dios... Vuestro Amadísimo en el Señor y en la Virgen Santísima Don Luis Orione de la Divina Providencia

jueves, 21 de febrero de 2019

22 DE FEBRERO, RECORDANDO LA ORDENACIÓN MÁS NUMEROSA DE LA PROVINCIA DE LA GUARDIA

La ordenación Sacerdotal más numerosa de la Provincia "NS de la Guardia"Posted: 21 Feb 2012 05:57 PM PSTEl 22 de febrero de 2012, se cumplirán 70 años de la ordenación más numerosa que tuvo la obra Don Orione en Argentina. Ésta es la lista de sacerdotes que figuran en una estampita recordatoria de ordenación del 22 de febrero de 1942 en San José de Mar del Plata que todavía no era parroquia. Se conserva copia en la curia general.Casi todos fueron clérigos que Don Orione mandó antes de morir para reforzar la naciente presencia de la Congregación en Argentina. CARMINATI G.B. VALENTIN SORIA A. DALLA COSTA G.A. MATTEI V. SILVI G. GENOVESE A. FAVARATO L.MORLUPI R. BRUNELLO D.A. GHIO G.F.MORELATI C. GARUFFI A. Algo sobre cada uno de ellos:
CARMINATI Juan Bautista[1] Fue misionero en Sáenz Peña por muchos, siendo conocido por recorrer las comunidades en motocicleta.Murió en Mercedes, venerado por todos. Dicha ciudad le rindió expreso su estima y afecto, brindándole un gran funeral, con la presencia de autoridades religiosas, civiles y militares y los ciudadanos de dicha ciudad, la cual acongojada cerró las puertas de sus comercios. Por su propia voluntad, fue enterrado ahí y recién se trajeron sus restos a Claypole al dejar la casa.Su hermano Luis, Hermano de la Congregación, murió ametrallado por un avión, mientras en una camioneta buscaba la Providencia para los pobres asilados del Cottolengo de Génova, apenas 10 días antes del final de la II° Guerra Mundial, el 12 de Marzo de 1945.
VALENTIN SORIA Ángel[2] Era un inmigrante español que fue recibido por el P. Zanocchi en Victoria el 1° de Abril de 1929.Su vida la dedicó de pleno a la docencia, trabajando en los colegios José Manuel Estrada de Mar del Plata y San Vicente de Paul de Villa Dominico
.DALLA COSTA Santiago[3] Formaba parte del grupo de los “carissimi”, (vocaciones adultas para la época). Termino sus estudios secundarios en Tortona, mientras colaboraba con la construcción del Santuario de la Guardia.Luego aceptó partir para Argentina el 6 de junio de 1935 y estudió en Claypole.Estuvo en Pompeya, Villa Dominico, San Fernando, Victoria, Mercedes, Cuenca y Puerto Mar del Plata. Sus últimos años, los paso en Claypole, sufriendo a causa de su salud.
MATTEI Vicente[4]Fue uno de los frutos de la “Colecta de las Vocaciones”. En Febrero de 1936, mientras se encontraba en el noviciado, pidió ir a las misiones, partiendo el 10 de abril del 1937 hacia la Argentina.Pasó por las casas de Mar del Plata, donde fue docente y vicario de la comunidad; Victoria, Sáenz Peña, Itatí, Mendoza y San Fernando. Por razones de salud regresó a Italia.
SILVI Geniale[5] Formo para de los de los “carissimi”, pidiendo ser enviado como misionero a Sudamérica, llegando a la Argentina el 21 de junio de 1935.Trabajó primero en San Fernando, luego en Rosario iniciando el Cottolengo de Gral. Lagos, la parroquia San José de Mar del Plata y el Cottolengo de Córdoba. Fundó un Cottolengo en Rio Cuarto (a nombre de dicha diócesis).
GENOVESE Antonio[6] Llegó a la Argentina el 26 de junio de 1937, llamado por Don Orione, un mes antes de su regreso a Italia. Su primer destino fue Lanús (hoy Villa Dominico), pasando luego por Mar del Plata, Victoria y Rosario. Ya como sacerdote paso por Pompeya, Barranqueras, San Fernando, Villa Lugano, Lanús, Puerto Mar del Plata, Tucumán, Sáenz Peña, Itatí (1968), Claypole, Rosario, y San Francisco de Córdoba.Es recordado en ciudad de San Francisco por su dedicación al ministerio de la reconciliación, siendo confesor de innumerables personas del lugar, incluido el obispo.
FAVARATO Luis[7] Formo parte de los “carissimi” y partió a la Argentina a pocos meses de profesar. Pasó por el Colegio Apostólico Luján, Victoria y el Santuario di Itatí. Ya como sacerdote fue destinado a Barranqueras. En 1944 fue destinado a Santiago de Chile y en 1948 es destinado a Victoria.Por razones familiares y de salud, retorna a Italia a fines de 1948.
MORLUPI Raúl[8] Era argentino, hijo de de inmigrantes italianos que se volvieron a Le Marche. En Italia, ingreso a la congregación y fue a la Argentina en 1937.El mismo año de su ordenación, partió en 1942 con el P. Gino Carradori hacia Chile, siendo uno de los fundadores de la Congregación en esas tierras, donde pasara el resto de su vida.
BRUNELLO Domingo A. [9] Era del grupo de los “carissimi”. El 27 de octubre 1930, mientras estaba trabajando en la construcción del Santuario de la Guardia en Tortona, cayó de los andamios y se salvó. Don Orione atribuyó este “milagro” a la protección de la Virgen. Este hecho quedará grabado en el corazón del P. Brunello, quien lo recordaba con filial gratitud.En noviembre de 1935 partió de Italia hacia Sudamérica, siendo recibido por el Fundador, en Montevideo desde donde lo acompañó hacia Buenos Aires y de allí a Victoria. Ya sacerdote será docente en Chaco, Itatí y Mar del Plata. Regresando a Italia en enero de 1947.
GHIO José F.[10] Fue parte de los “carissimi” y durante su noviciado manifestó el deseo de ser enviado a las misiones: “... pido que se acepte mi pedido, mientras yo buscaré de prepararme lo mejor posible. Si el Señor quiere que sea como clérigo o como sacerdote, ¡hágase su voluntad!” Partió hacia Sudamérica en marzo de 1939.Ya como sacerdote paso por Itatí, Sáenz Peña, Victoria, Montevideo, Buenos Aires, Cuenca y el Puerto Mar del Plata. En 1970 fue enviado al Brasil y luego volvió a Italia.
MORELATI César[11] El llamado de Dios le llegó a temprana edad, como solía relatar: "Sentí que el Señor me necesitaba, no sabía bien para qué, pero me entregué y me dejé llevar...". Siendo uno de los frutos de la “Colecta de las Vocaciones”.En la Navidad del año 1934, Don Orione, lo eligió participar, personificando un ángel, en el pesebre viviente del pueblo, hecho que siempre recordaba.Luego de terminar sus estudios filosóficos, el 18 de Mayo de 1936, partió como misionero hacia la Argentina, donde permanecerá 67 años.Pasó por las casas de Pompeya, Lanús, Cuenca, Claypole, Mar del Plata y Victoria.Durante 42 años, se dedicara a la educación de los niños y jóvenes, primero como docente y luego como director en Claypole, Victoria, Mar del Plata, Rosario y Victoria.
GARUFFI Álvaro[12] Fue uno de los frutos de la “Colecta de las Vocaciones”. Con gran emoción, recordará su primer encuentro con el Fundador: “Don Orione, mirándome a los ojos, con paternal afecto, mi estrechó entre sus brazos, me bendijo y me besó la frente (…). Luego, volviéndose hacia mi padre (…) le dijo que estuviese tranquilo, que “¡Álvaro es uno de los nuestros!”. Este encuentro cobrará gran significado en su vida.En 1937, fue aceptado su pedido de ir a las misiones. Ya como sacerdote pasó por las casas de Mar del Plata, Barranqueras, Montevideo y Victoria hasta su vuelta a Italia en 1955.
P. Roberto Simionato
P. Facundo Mela22 de febrero de 2012[1] de Pagazzano (Bergamo, Italia), muerto en Mercedes (Pcia de Bs As) el 21 de marzo de 1964, a 52 años de edad, 28 de Profesión y 22 de Sacerdocio.[2] de Quintana de Gormaz (España), muerto en Buenos Aires el 17 de diciembre de 1966, a 63 años de edad, 31 de Profesión y 24 de Sacerdocio.[3] de Feltre (Belluno, Italia), muerto en Claypole el 16 de Junio de 1982, a 69 años de edad, 51 de Profesión y 40 de Sacerdocio.[4] de Castelliri (Frosinone, Italia), muerto en Roma el 22 de octubre de 1985, a 70 años de edad, 49 de Profesión y 43 de sacerdocio.[5] de Staffolo (Ancona, Italia), muerto en Río Cuarto (Córdoba) el 14 de abril de 1988, a 78 años de edad, 57 de Profesión y 46 de Sacerdocio.[6] de Santandrà Povegliano (Treviso, Italia), muerto en San Francisco (Córdoba) el 6 de abril de 1989, a 76 años de edad, 58 de Profesión y 47 de Sacerdocio.[7] de Arzergrande (Padova, Italia), muerto en S. Maria la Longa (Udine) el 16 de junio de 1989, a 76 años de edad, 53 de Profesión y 47 de Sacerdocio.[8] de Marcos Juárez (Córdoba), muerto en Santiago de Chile el 11 de noviembre de 1990, a 79 años de edad, 54 de profesión y 48 de sacerdocio.[9] de Quinto di Treviso (Italia), muerto en Trebaseleghe (Padova, Italia) el 27 de agosto de 1996, a 84 años de edad, 61 de profesión y 54 de sacerdocio.[10] de Villar San Costanzo (Cuneo, Italia), muerto en Génova Castagna el 5 de abril de 2000, a 86 años de edad, 66 de profesión y 58 de sacerdocio.[11] de Brignano Gera d’Adda (Bergamo, Italia), muerto a Claypole el 29 de septiembre de 2003, a 87 años de edad, 70 de profesión, 61 de sacerdocio y 67 de vida misionera.[12] de Pollenza (Macerata, Italia), muerto en Roma el 5 de julio de 2007, a 92 años de edad, 75 de profesión y 65 de sacerdocio.